Incertidumbre

Incertidumbre

164
0
Compartir
Faltando cuatro meses y diez días para las elecciones del 25 de octubre, los yumbeños ya conocen a un buen número de aspirantes a ocupar el despacho del tercer piso del CAMY. Foto www.todosesupo.com
Cuando aún faltan cuatro meses y diez días para las elecciones del 25 de octubre, los yumbeños ya conocen a un buen número de aspirantes a ocupar el despacho del tercer piso del CAMY.
Foto www.todosesupo.com

Por Marlium Jamir Pérez para www.todosesupo.com

Con excepción de uno que otro pucho, desde hace muchos años no se veía un abanico tan vasto y con múltiples opciones serias de aspirantes a la alcaldía de Yumbo (y juro que esta vez no estoy siendo sarcástico). El hecho es alentador si se compara con el pasado reciente —y no tan reciente— de la administración municipal, pero lo importante —como decía el poeta árabe—  es no mirar hacia atrás sin sonrojarse un poco ni mirar hacia adelante sin palidecer mucho.

Por un lado están los exfuncionarios, que van desde exalcaldes pasando por concejales hasta llegar a exjefes de despacho; pero por otro lado hay un grupo de personajes relativamente emergentes en el panorama político del municipio y cuya trayectoria también brinda, en general, confianza al elector.

Y es precisamente en manos de éste último (el elector) en donde está una decisión tan importante que no sólo se limita a darle la batuta a quien dirigirá los destinos de Yumbo durante los próximos años, sino además —y en mayor medida— la decisión de un compromiso que tiene que ver con el lugar y rumbo que adoptará Yumbo en su propia historia.

Recordemos que hasta que tomó las banderas la actual administración del Murgueitio, Yumbo contaba con un vergonzoso promedio de un alcalde por año desde la renuncia del Pabón. Del Pabón a la Chaves, de la Cháves al Pucho, del Pucho al Lenis, del Lenis, del Lenis a Ferney, del Ferney a uno encargado, del encargado a la Lily, de la Lily al Cura, del Cura al Aniro, del Aniro al Cura exconvicto y del Cura exconvicto al Murgueitio…

Aunque aún es temprano para hacer pronósticos, como dice Zygmunt Bauman: la única certeza que tenemos es la incertidumbre. Y seguramente estaremos por ver alianzas y divorcios, filias y fobias, ires y venires y una que otra sorpresa.

El concho: El alcalde como buen médico debería saber que jactarse de tener una megaestación de policía —que según dicen albergará a más de quinientos agentes— es como jactarse de necesitar más medicamentos (y más fuertes) para conservar la salud.

 

Marlium Jamir Pérez

Marlium Jamir Pérez / Estudiante de sociología; Exparlamentario Nacional de Juventudes Liberales, miembro del colectivo Colombianos/as por la Paz, Exasambleísta Departamental de Juventudes Liberales del Valle del Cauca, miembro del Comité Ideológico de la Juventud Liberal Socialdemócrata (JLS).

Nota: Este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo, por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S. ni del portal todosesupo.com