Rizomas de una visita I

Rizomas de una visita I

235
0
Compartir

11412205_10153055612013802_6200591890697098427_o

Por Marlium Jamir Pérez, especial para www.todosesupo.com
www.todosesupo.com
acompañó una jornada de trabajo de la Fundación Casa de la Cultura con los niños de la Comuna cuatro de Yumbo. Conversamos con los niños beneficiados por el proyecto «Fortalecimiento de acciones para impulsar y fomentar la lectura en voz alta y utilización de nuevas tecnologías», y esto fue lo que obtuvimos.

 

Samuel Felipe Rodríguez tiene nCasadelaculturaueve años de edad, vive en la parte alta del barrio La Ceiba, cursa cuarto grado de primaria y cada sábado se levanta a las seis de la mañana para estar a las ocho en la Biblioteca Comunitaria de Bellavista donde va a leer y aprender con otros niños de la comuna cuatro. Lo que más le gusta, dice,  es «leer porque uno aprende a vocalizar lo que uno dice y… lo que uno dice hace bien pa’ otros».

«Es como una escuela —nos explica— sino que le enseñan a uno. No le enseñan matemáticas sino que le enseñan a leer, a expresar cómo uno se siente y etcétera». Le gusta el fútbol y quiere ser baterista.

Por otro lado, Joselin Campos 11143134_10153055612113802_7246571065322611965_oDuque estudia durante la tarde en la Institución Educativa Antonia Santos, se levanta cada sábado a las siete de la mañana, «me baño, me visto y ya» dice con entusiasmo y añade: «Lo que más me gusta son los títeres y la lectura […] yo hice un sol y una nube».

También Edinson Santiago Valencia, de diez años, cursa cuarto de primaria en la Ceat General y cada ocho días se levanta muy temprano para darse cita en el mismo lugar. «El otro sábado no vine porque estaba donde mi abuela», se excusa y agrega: «aquí hacemos talleres de literatura, a veces escribimos cuentos, poemas… y a veces leemos…» Está notablemente entusiasmado porque, según explica: «es la primera vez que yo voy a ir a un viaje […] el otro sábado vamos a hacer un viaje».

Van a ir a La Buitrera con «el profe» —como le conocen al profesor Arvey Ramírez Valencia— y con doña Ana —como llaman a la señora Ana Valencia, gestora de la Biblioteca— espera ir «a jugar, a aprender y a conocer».

Concuerdan en que sería mejor si asistieran más compañeros pero también en que este proyecto ha sido muy enriquecedor para ellos.

MinCultura
Fotografías: Marlium Pérez Murcia.