Cultura es todo (incluso el arte)

Cultura es todo (incluso el arte)

303
0
Compartir
Cualquiera —hasta un niño— sabe qué es la cultura, hasta que se lo pregunta. Lo que hasta un niño sabe los expertos lo desconocen. Imagen tomada de Inernet
Cualquiera —hasta un niño— sabe qué es la cultura, hasta que se lo pregunta. Lo que hasta un niño sabe los expertos lo desconocen.
Imagen tomada de Inernet

«Hablar de cultura es como tratar de reparar una bicicleta sin bajarse de ella», decía el arquitecto Álvaro Thomas durante su intervención en el Panel de Cultura Ciudadana que tuvo lugar en el IMCY hace diez años. Hoy podríamos agregar que además esa bicicleta no puede detenerse y, parafraseando a algún estructuralista, que la cultura no tiene exterior, puesto que no podemos salirnos de ella.

Cualquiera —hasta un niño— sabe qué es la cultura, hasta que se lo pregunta. Lo que hasta un niño sabe los expertos lo desconocen. Años y años debatiendo qué es la cultura y aún hoy no podemos decirlo con certeza. Es más, cada vez parecemos estar más lejos de un consenso al respecto.

Pese a ello, los que sabemos poco al respecto, hemos adquirido la mala costumbre de utilizar el término como un comodín porque nuestra prioridad no es resolver las preguntas sino salir de ellas. Entonces apelamos unas veces a la cultura ciudadana y otras a la falta de cultura ya sea para creer resolverlo todo o bien para quejarnos de algo cuya ubicación exacta desconocemos. Diariamente escuchamos disputar el término en boca de políticos, curas, periodistas, publicistas y altavoces del transporte masivo.

Entonces ¿qué es hacer cultura?, y yendo más allá: ¿se puede hacer la cultura? El problema parece carecer de importancia en un mundo capitalista que exige exitosas empresas culturales, a pesar de lo cual el tema no deja de ser tratado en secretarías de gobierno, institutos descentralizados y hasta casas que se adjudican la hospedería de la cultura. Pero no hay lío, el concepto es tan vasto que alcanza para todos sus pretendientes, sin embargo ninguno de ellos parece resolver plenamente el problema ni, mucho menos, proponer una definición sin caer en eternas glorietas que redirigen eternamente al punto de inicio: cultura es cultura.

En Yumbo, por ejemplo, existe una institución gubernamental —el IMCY— que dice «propender y promover las políticas, planes, programas y proyectos encaminados a fortalecer la cultura, teniendo en cuenta la participación de la comunidad, organizaciones e instituciones; propiciando la accesibilidad y disfrute de los procesos de formación, fomento, difusión, creación, investigación y organización, comprometidos en un trabajo continuo por la protección y conservación del patrimonio cultural, rescatando, preservando y fomentando los valores culturales de la comunidad yumbeña». Se entiende poco, pero se logra saber que la pita no se desenmaraña mucho.

Por otro lado, una organización no gubernamental —la Fundación Casa de la Cultura de Yumbo— deduce de forma rápida pero poco clara que la lectura es un elemento constitutivo del proceso de interiorización de la educación. Afirma creer que «la cultura es primordial para construir mejores dinámicas sociales, es por esto que ofrecemos talleres de lectura a los niños, para acercar a los ciudadanos desde temprana edad al arte».

Ahora aparece el arte de forma misteriosa. Y es que, en la práctica, nos hemos familiarizado con una forma de abordar la cultura y el arte como sinónimos o como dos palabrejas que pueden usarse indistintamente. ¿Por qué? Al parecer la forma en la que nos hemos acostumbrado a pensar que se hace cultura es exclusivamente con el arte y, de forma más limitante, con la artesanía. Esa es una gran idea, pero no por grande resulta adecuada. Es, por tanto, una idea que —ya como sociedad— debemos hacer entrar en crisis.

Marlium Jamir Pérez. Foto para www.todosesupo.com
Marlium Jamir Pérez. Foto para www.todosesupo.com

Marlium Jamir Pérez / Estudiante de sociología; Exparlamentario Nacional de Juventudes Liberales, miembro del colectivo Colombianos/as por la Paz, Exasambleísta Departamental de Juventudes Liberales del Valle del Cauca, miembro del Comité Ideológico de la Juventud Liberal Socialdemócrata (JLS).

Nota: Este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo, por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S. ni del portal todosesupo.com

Leave a Reply