Votar sí paga

0
650

Por: Luis Ángel Martínez Ángel
Como una estrategia del gobierno nacional para reducir la abstención que se presenta en las elecciones populares, en 1997 se aprobó la Ley 403, por la cual se establecen estímulos para los sufragantes. Esta Ley advierte que durante los 90 días anteriores a la fecha de cada elección, deberá ser divulgada a través de los medios de comunicación del Estado, tanto por el Gobierno Nacional como por las administraciones seccionales o locales respectivas y se dará a conocer en los establecimientos de educación media y superior, lo cual infortunadamente no se cumple.

Señala la Ley 403 que quien hubiere participado en las votaciones inmediatamente anteriores, tendrá derecho, entre otros estímulos, a:

  • Ser preferido, frente a quienes injustificadamente no lo hayan hecho, en caso de igualdad de puntaje en los exámenes de ingreso a las instituciones públicas o privadas de educación superior.
  • Ser preferido, frente a quienes injustificadamente no lo hubieren hecho, en caso de igualdad de puntaje en la lista de elegibles para un empleo de carrera del Estado.
  • Ser preferido, frente a quienes injustificadamente no lo hicieron, en la adjudicación de becas educativas, de predios rurales y de subsidios de vivienda que ofrezca el Estado, en caso de igualdad de condiciones estrictamente establecidas en concurso abierto.
  • Además, el estudiante de institución oficial de educación superior tendrá derecho a un descuento del 10% del costo de la matrícula, si acredita haber sufragado en la última votación realizada con anterioridad al inicio de los respectivos períodos académicos.

También la Ley 815 de 2003, la cual aclara la 403 de 1997, establece nuevos estímulos al sufragante e informa que quien acredite haber sufragado tendrá derecho a los siguientes descuentos durante el tiempo que transcurra hasta las siguientes votaciones:

  • Diez por ciento (10%) del valor a cancelar por concepto de trámite de expedición inicial y renovación del pasado judicial.
  • Diez por ciento (10%) del valor a cancelar por concepto de trámite inicial y expedición de duplicado de la Libreta Militar.
  • Diez por ciento (10%) del valor a cancelar por duplicado de la cédula de ciudadanía del segundo duplicado en adelante.

Sin embargo, el mejor estímulo para el sufragante debe ser el derecho que tiene a votar; pues con el voto, el sufragante ejerce su soberanía; elige a sus gobernantes y decide su futuro; recordemos que “Las comunidades son lo que son por las decisiones que tomaron en el pasado; y serán lo que serán según las decisiones que tomen en el futuro”, David Mathews.

Luis Ángel Martínez Ángel, escritor y profesional yumbeño. Abogado penalista, criminólogo y politólogo. Autor del libro Mecanismos de Participación Ciudadana.

Los Dateados: espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo; por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S., ni del portal todosesupo.com

 

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí