El olvido que seremos

0
361

Por Luis Ángel Martínez Ángel para www.todosesupo.com
El 25 de agosto se conmemora un año más del asesinato de Héctor Abad Gómez, médico, profesor universitario y defensor de los derechos humanos, que trabajó siempre por el progreso del país y quien sobre la posibilidad de que lo mataran, en alguna oportunidad dijo: “aunque no le temo a la muerte, tampoco quiero que me maten, ojalá no me maten (…), una muerte violenta debe ser aterradora, no me gustaría nada”.

Héctor Abad Gómez, nació en Jericó, Antioquia, en 1921. Realizó sus estudios de secundaria en el colegio General Santander de Sevilla, Valle del Cauca. Estudió medicina en la Universidad de Antioquia e hizo una maestría en salud pública en la Universidad de Minnesota. Fue investigador en ciencias de la salud, político, demócrata integral, periodista, escritor, ensayista y fundador de la Escuela Nacional de Salud Pública, hoy llamada Facultad Nacional de Salud Pública Héctor Abad Gómez de la Universidad de Antioquia. Contrajo matrimonio con Cecilia Faciolince García, con quien tuvo seis hijos. Desde de 1960, hasta su muerte, fue profesor de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia, en el Departamento de Medicina Preventiva.

A raíz de sus denuncias desde el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia, por lo que es llamado por los antioqueños “el apóstol de los derechos humanos”, a través de su programa radial y su columna en el periódico El Colombiano, Héctor Abad Gómez se convirtió en blanco de varias organizaciones armadas. El 25 de agosto de 1987, su amigo y defensor de derechos humanos, el abogado Luis Fernando Vélez fue asesinado a balazos. Esa misma tarde, una mujer buscó a Abad en su consultorio y lo convenció a salir, con el pretexto de que dedicara algunas palabras en el velorio de Vélez, en el edificio del Sindicato del Magisterio de maestros, a donde Abad se dirigió a pie junto con su estudiante Leonardo Betancur y la mujer. Al llegar al edificio, fue abordado por un par de sicarios, asesinándolo a él y al estudiante.

En el año 2006, su hijo, Héctor Abad Faciolince, escribió el libro “El olvido que seremos”, del cual se hizo una película que ha sido seleccionada en el festival de Cannes 2020, título tomado del primer verso de un soneto de Jorge Luis Borges, hallado en uno de los bolsillos de Héctor Abad Gómez el día en que fue asesinado: “Ya somos el olvido que seremos. El polvo elemental que nos ignora y que fue el rojo Adán y que es ahora todos los hombres y que no veremos. Ya somos en la tumba las dos fechas del principio y el término. La caja, la obscena corrupción y la mortaja, los ritos de la muerte y las endechas. No soy el insensato que se aferra al mágico sonido de su nombre, pienso con esperanza en aquel hombre que no sabrá que fui sobre la tierra. Bajo el indiferente azul del cielo esta meditación es un consuelo”.

Luis Ángel Martínez Ángel.

Luis Ángel Martínez Ángel, escritor y profesional yumbeño. Abogado, criminólogo, politólogo; autor de los libros: “Mecanismos de Participación Ciudadana” y “Derechos y Deberes Fundamentales”; profesor universitario y Defensor Público de la Defensoría del Pueblo, Regional Cali.

Los Dateados: este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo; por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S., ni del portal Todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí