1.- ¿A dónde debo ir para iniciar una demanda de alimentos?
Para iniciar una demanda por alimentos a favor de un niño, niña o adolescente, debe dirigirse al Centro Zonal del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar del sitio de residencia del menor de edad. En los Municipios donde no hay Defensor de Familia, esta competencia será del Comisario de Familia y a falta de éste corresponderán al Inspector de Policía. Art. 96 y siguientes Código de la Infancia y Adolescencia.

2.- ¿La cuota alimentaría me quedó muy alta, me la pueden rebajar?
La cuota alimentaria para menores de edad, es susceptible de ser aumentada o disminuida según las capacidades económicas de quien la debe y de las necesidades del niño, niña adolescente. Por consiguiente usted puede acudir ante el Centro Zonal de Bienestar Familiar correspondiente al domicilio de su hijo (a) y solicitar la revisión de la cuota alimentaria, probando las circunstancias fundamento de la solicitud.

3.- ¿A dónde debo ir para que me certifiquen que no tengo demanda de alimentos?
La certificación la debe hacer la persona interesada presentada bajo la gravedad de juramento, ante un Notario. La información de ésta declaración será verificada por el empleador o por quien la haya solicitado, a través de una comunicación expedida por la División de Identificaciones del DAS (Ley 311 de 1996)

4.- ¿No tengo empleo, me obligan a pagar cuota de alimentos?
Cuando la persona obligada a suministrar alimentos no tiene empleo, por Ley se presume que devenga por lo menos un salario mínimo mensual legal vigente (Artículo 111 Código de la Infancia y Adolescencia) y sobre esa capacidad se le puede fijar la cuota de alimentos. Sin embargo, dicha presunción puede ser desvirtuada, probando que su ingreso es menor o que no tiene ningún ingreso o bienes con qué pagar dicha cuota.

5.- ¿Cuál es la cuota alimentaria que me corresponde?
No existe una fórmula o tabla a aplicar para determinar el valor de la cuota alimentaria, pero si existen factores que se deben tener en cuenta como son: la capacidad económica del obligado (a); las necesidades del niño, niña o adolescente; la referencia legal del artículo 130 del Código de la Infancia y Adolescencia que señala que cuando el obligado a suministrar alimentos fuere asalariado, el Juez podrá ordenar el embargo hasta el 50% de su salario y prestaciones y si no devengare salario, ordenara el embargo de los bienes que pueda poseer; y, el número de hijos e hijas a cargo del obligado (a).

6.- ¿Soy padre o madre menor de edad y estudiante, tengo obligación de aportar cuota alimentaria?
Si el obligado a suministrar cuota alimentaria es menor de edad, estudiante y no puede suministrar cuota alimentaria, se puede pedir la cuota a los parientes que indica la ley. No obstante, si el menor de edad tiene patrimonio (por herencia o donación) se le debe comprometer con sus propios recursos.

7.- ¿Le debo alimentos al hijo mayor de edad?
Al hijo mayor de edad se le deben alimentos cuando no tengan los medios suficientes para cubrir sus necesidades y se encuentre estudiando, obligación que puede cubrir hasta los 25 años de edad del hijo o hija; o, de manera vitalicia cuando éstos padezcan una incapacidad física o mental que les impida obtener ingresos para su subsistencia. Situación que se encuentra reglamentada por el artículo 422 del Código Civil y cuyo alcance es señalado en diversas sentencia de las Altas Cortes, entre una de ellas la C-875-2003.

8.- Soy padre de dos niños menores de edad y estoy separado de mi esposa. ¿Qué cuota alimentaria me corresponde entregar?
El valor de la cuota puede ser fijado de común acuerdo con la madre de sus hijos, esto se llama conciliación.
Si no llegan a un acuerdo, la cuota la fija el juez de familia. El valor de la cuota depende del salario o ingresos que usted tenga, pero nunca es superior al 50% de estos, distribuido entre el número de hijos que tenga.
Es importante aclarar que la responsabilidad de Alimentos es de ambos padres y el aporte depende de la capacidad de cada uno.

9.- ¿Cumplo con la ayuda alimentaria para mis hijos, pero la madre no me los deja ver, que debo hacer?
Quien cumple con sus obligaciones de padre o madre, tiene derecho a reclamar visitas para el menor hijo (a), en el evento de que la madre o quien tiene su custodia, no permita dichas visitas, el padre puede acudir ante el Centro Zonal de Bienestar Familiar o Comisaría de Familia correspondiente al lugar donde viven sus hijos y solicitar se requiera a la madre para que cumpla con ello, si reitera su comportamiento, debe solicitar se haga una revisión de custodia para que esta sea modificada, ya que la madre que de manera caprichosa, injustificada o arbitraria impida, obstaculice o condicione las visitas, vulnera el derecho fundamental de los hijos menores de edad a compartir con el padre, afianzar sus lazos y mantener una relación padre e hijo (a) necesaria para su desarrollo y crecimiento.

Esta acción también se puede instaurarse ante el Juez de Familia y a través de abogado, una vez agotada la conciliación.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí