miércoles, abril 24, 2024
InicioDestacadosDe lo que nos salvamos los yumbeños

De lo que nos salvamos los yumbeños

Hace algunos años se dio en Yumbo la discusión de si deberíamos prestar nuestro territorio para que funcionara el relleno sanitario que reemplazaría al basurero de Navarro. Líderes cívicos, empresarios y políticos se opusieron a que se modificara el Plan Básico de Ordenamiento Territorial. Finalmente el Concejo Municipal (con ponencia del edil Adolfo Guevara Sánchez) no aprobó la modificación de los tres artículos que posibilitarían el uso de una parte del territorio yumbeño para tal fin. Por ser de interés ciudadano reproducimos la crónica que el Diario El País publicó en su edición Digital del domingo 18 de septiembre de 2011.

¿Qué está pasando en el relleno sanitario de Yotoco?
A punto de rebosar están las lagunas de lixiviados del relleno sanitario Colomba-El Guabal, de Yotoco, que almacena los residuos sólidos de más de cinco municipios del Valle del Cauca, incluidos los de Cali. Son tres piscinas (dos principales y una de contingencia) que ya alcanzaron el 80% de su capacidad. Interaseo, la firma que opera el vertedero, aseguró que posiblemente en dos meses esos estanques lleguen a su nivel máximo.

Esto sin tener en cuenta que el Ideam ya anunció la llegada del invierno y según la Procuraduría Ambiental y Agraria del Valle, las lluvias harían que la producción de líquidos putrefactos se incremente de manera inminente. “Es vital conocer cuál es el plan de contingencia”, indicó la Procuraduría en un oficio a la Corporación Autónoma del Valle del Cauca.

La situación es similar a la que enfrentó en mayo pasado el clausurado vertedero de Navarro, que causó preocupación porque, según expertos, el desbordamiento de las piscinas puede generar contaminación de aguas subterráneas y posteriormente efectos nocivos para la salud humana debido a la carga contaminante de sustancias tóxicas.

Alex Mauricio Vargas, director del Sistema de Gestión Integral de Interaseo, explicó que actualmente la firma está en proceso de construcción de otra laguna para almacenar más lixiviados. Se espera que ésta pueda utilizarse en mes y medio.

Sin embargo, la Procuraduría Ambiental y Agraria sostuvo que “la licencia ambiental que se le entregó a Emapa S.A. E.S.P. precisa que se debe hacer un tratamiento integral de los líquidos que permita su vertimiento al río Cauca. Si se siguen haciendo más piscinas, Yotoco terminará como Navarro”.

Dora Milena Coy, gerente de Interaseo, (operador del relleno) precisó que en junio del 2010 quedó lista la planta para tratar los lixiviados y desde entonces está funcionando. Seis meses después se tramitó con la CVC el permiso para hacer los vertimientos al Cauca. “Durante cuatro meses no obtuvimos ninguna respuesta y en vista de ello, le consultamos a la CVC por la respuesta e hicieron visitas de seguimiento, pero desde entonces, básicamente nos dicen que no cumplimos con los parámetros”, precisó.

En efecto, la corporación le dijo a El País que “el permiso de vertimientos no se ha podido otorgar dado que no se han alcanzado los parámetros de remoción establecidos en la licencia ambiental”.

El Director del Sistema de Gestión Integral de Interaseo aseguró que la reducción de contaminantes (especialmente nitrógeno amoniacal) que está pidiendo la CVC “es algo que no logra ninguna planta en el mundo”.

El ingeniero Hugo Salazar, de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, quien visitó el relleno con El País, dijo que al parecer la planta cumple con estándares altos de calidad, pero de nada sirve si no se culmina el proceso con el vertimiento de los líquidos tratados al río Cauca.

Por ahora, lo que se hace en el relleno sanitario de Yotoco es poner a recircular cada día los líquidos putrefactos: Llevarlos a las piscinas, luego a la planta de tratamiento y volver nuevamente al primer punto, mientras los sistemas de almacenamiento van llegando a su tope, a riesgo de generar un desbordamiento.

Planta de lixiviados, relleno sanitario de Yotoco. Foto tomada del diario El País (José Luis Guzmán).

Mientras tanto los vecinos se quejan por los malos olores que en ocasiones llegan hasta el peaje y la fonda que está cerca a este. Una mujer que trabaja en una tienda cerca al peaje comentó que en las tardes

“el olor es aterrador y ya muchos ni siquiera paran para tomarse algo”.

La Gerente del relleno aseguró que todo se debe a la acumulación de lixiviados.

Fotos: José Luis Guzmán, diario El País de Cali.

editor
editorhttps://todosesupo.com
Todo se supo es un producto de Los del Medio S.A.S.

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí

- Advertisment -

Los Más Recientes

COMERCIAL

A Yumbo llegaron las terapias holísticas…

Las terapias holísticas son enfoques terapéuticos que abordan el bienestar de la persona de manera integral, teniendo en cuenta su cuerpo, mente y espíritu....

Smurfit Kappa recibió cuatro reconocimientos en los “Premios al Diseño” ACCCSA 2023

Smurfit Kappa, empresa con asiento en Yumbo y compañía líder en la producción de empaques a base de papel y cartón, se destacó en...

En Yumbo, servicio de Nutricionista-Dietista

En días pasados la Alianza Latinoamericana de Nutrición Responsable (ALANUR), alertó acerca del déficit de nutricionistas en América Latina, situación de la que Yumbo...

Usuarios de la Espy, aprovechando el papayazo

INFORMACIÓN COMERCIAL En lo corrido de septiembre, los usuarios residenciales de todos los estratos de la Empresa de Servicios Públicos de Yumbo, ESPY, con morosidad...

Jornada capilar en Yumbo

INFORMACIÓN COMERCIAL Este sábado 16 de septiembre, en MANJE Centro Saludable, ubicado en la Carrera 6ª # 6-59, barrio Belalcázar, la comunidad yumbeña tendrá la...