Videochat para comunicarse con sus seguidores antes de las elecciones, interactuar con los ciudadanos a través de Facebook y Twitter, son algunas de las herramientas que usó el médico siendo candidato. La pregunta que sigue es ¿Será Fernando David Murgueitio el primer alcalde de Yumbo que se le mida a hacer lo que otros mandatarios ya han hecho con exitosos resultados?

Hace pocos días, en Bogotá, se desató una polémica porque Gustavo Petro (@PetroGustavo) decidió incluir en su equipo de empalme al polémico empresario Alejandro Botero, quien denunció el carrusel de la contratación pero que fue subcontratista de la alcaldía del hoy preso Samuel Moreno. Petro, de manera hábil, acudió a Twitter para exponer sus argumentos y de pasó le anunció a los bogotanos que tendrá cámaras web en los salones donde se harán las reuniones de empalme para que todos los ciudadanos puedan seguir en vivo y en directo lo que allí ocurre. Otro golazo del nuevo alcalde.

El Presidente Santos (@juanmansantos), el ex presidente Uribe (@AlvaroUribeVel), Piedad Córdoba (@PiedadCordoba), el Ministro Germán Vargas Lleras (@German_Vargas), el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina (@JorgeIvanOspina) y varios de los líderes más importantes del país también han encontrado en Twitter una manera de comunicarse directamente con los colombianos, lo que los ha acercado mucho más a la gente. Eso sin contar el éxito de personajes como el alcalde de Medellín, Alonso Salazar (@AlonsoSalazarj), quien a diario twitea lo que está haciendo por la ciudad, las reuniones en las que se encuentra, sus posiciones sobre la vida cotidiana de la capital paisa y hasta le pone el pecho a las quejas de la oposición y a sus propios enredos, interactuando de forma permanente con sus seguidores.

Murgueitio ha usado, aunque no con la misma intensidad y disciplina, la tecnología para acercarse a los ciudadanos, especialmente a la gente joven, ahí estuvo buena parte de su potencial electoral. Sería un buen primer paso si logra convertirse en el primer alcalde 2.0 de Yumbo (el término 2.0 se usa para hablar de la apropiación que hace la gente de las nuevas tecnologías. En el mundo, el presidente gringo Barack Obama es considerado por muchos como el presidente 2.0 no sólo por aprovechar Facebook y twitter para recaudar plata para su campaña sino también por seguir usando las redes para comunicarse con los ciudadanos).

Como ciudadano me encantaría leer al alcalde, saber en qué está trabajando a diario, qué va logrando, qué están haciendo sus funcionarios e incluso poder preguntarle sobre el manejo de la ciudad. Sería un logro que la gente desde cualquier rincón del municipio tenga una conexión directa, sin intermediarios. Sería además una buena manera de combatir la tramitología y la corrupción, pues por todos es sabido que en nuestro municipio se cobran cuotas hasta por conseguir una cita con el alcalde.

Que Murgueitio sepa cuándo un barrio se quedó sin agua, cuándo hubo un acto delictivo, cuándo se están haciendo las cosas bien y cuándo se están haciendo las cosas mal por parte de sus funcionarios de boca de los propios ciudadanos. Sería como tener un radar del municipio en su celular. Bueno, la mía, simplemente, es una humilde sugerencia.

Por Ronald Mayorga Sánchez /Comunicador Social Periodista egresado de la Universidad del Valle.

Dejar un comentario

UN COMENTARIO

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí