Participación: Un derecho Constitucional

0
1003

En la carta magna, o Constitución Política de Colombia, se encuentran los dos grandes conjuntos de mecanismos de participación ciudadana: los de participación política, y los de Participación social, ciudadana y comunitaria.

En cuanto a la participación social, ciudadana y comunitaria, sabemos que para nadie es un secreto que desde tiempos pasados existe mucha dificultad para encontrar solución eficaz y rápida a los diversos problemas imperantes en la municipalidad tales como la integración social y la unidad municipal.

Arrastramos el lastre de que la vieja clase política se desentendió de los problemas propios del gobierno, y se olvidó de ocuparse del manejo de los intereses sociales, empleando como común denominador el discurso social vacío e inasible, perdiendo cada vez más legitimidad en los diversos estamentos componentes de nuestra sociedad yumbeña.

En las circunstancias descritas, la participación para el común de la gente carece por completo de eficacia, puesto que no hay una motivación social como lo es el mejoramiento de la calidad de vida, único fin del Estado, ya que no se tiene algo tan fundamental como el impulso ciudadano, el cual no tiene credibilidad en sus gobernantes.

Por ello es vital que la participación y la construcción de la sociedad yumbeña sean asumidas por todos y todas como un requisito indispensable para el desarrollo y para el mejoramiento del nivel de vida del ciudadano(a).

A estos ciudadanos, en un alto porcentaje les hace falta el empoderamiento, aún siguen refugiándose en el pasado, pensando que las distintas organizaciones civiles, políticas, comunales y comunitarias, a través de sus representantes, son los responsables del desarrollo y progreso del municipio.

La participación, conforme a la Constitución, es un fin esencial del Estado. En otras palabras, le corresponde al Estado promover, impulsar y posibilitar la intervención ciudadana en los diferentes asuntos de interés general, lo que obviamente nos conlleva a tener derechos y deberes, lo que todavía no es asumido a cabalidad tanto por los ciudadanos como por el Estado Municipal.

En Yumbo todavía se tiene una débil articulación social de los grupos y movimientos al momento de entrar a cumplir con el deber (y de exigir el derecho) de la participación. Unido a esto está la vulnerabilidad ante la ausencia de liderazgo y compromiso efectivo de la ciudadanía.

Aún estamos en la etapa del Estado protector, paternalista, asistencialista. La articulación en la consecución de los fines del Estado todavía es precaria, por lo cual el ciudadano(a) cree que el Estado debe proveer la satisfacción de las necesidades sociales. Los mecanismos de participación previstos en el Artículo 103 de la Carta imperante, tienen una serie de dificultades, trabas que impiden el cumplimiento de requisitos.

Esto muestra la incapacidad generalizada de la población para articular procesos sociales y para articular demandas sociales por fuera de los instrumentos políticos tradicionales. Es por ello que en Yumbo los mecanismos de alternativa democrática han tenido y seguirán teniendo en su contra la fortaleza y la complejidad de las prácticas políticas tradicionales que se enmarcan en la corrupción.

Aunque usted no lo crea, este escrito fue elaborado en julio 23 del 2002, y si nos adentramos en su análisis, detallamos que esas mismas condiciones las vivimos hoy 10 de febrero del 2012. Por esto concluimos que ha habido ausencia de gobernabilidad y de interés social. Es menester, desde nuestro gobierno, promover las condiciones sociales necesarias que favorezcan al ser humano en su desarrollo integral como persona y que comience por fin a gozar de una mejor calidad de vida.

Por Freddy Barona Isanoa.

FREDDY BARONA ISANOA (Baronaisanoa1@hotmail.com): Yumbeño raizal. Hijo de Alfredo Barona y María José Isanoa. El mayor de seis hermanos. Hombre aguerrido, batallador, luchador incansable obrando a favor de las comunidades, forjador del tejido social a través de entre otras acciones: dirigente comunal-líder comunitario-asesor de diferentes comunidades al igual que capacitador, llevando conocimiento en distintas temáticas del Estado a la población yumbeña. Lo social es la esencia de su labor cotidiana, periodista radial, escritor siempre de frente con la verdad. Estudios primarios en la Juan B Palomino y secundaria en el Colegio Mayor, domiciliado en Yumbo de toda la vida. Administrador de Empresas de la Usaca. Padre de cuatro (4) hijos.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí