Por: Juan de Dios Vivas-Satizábal.
Definitivamente estábamos equivocados doña Clara Barragán (servidora pública del Instituto Municipal de Cultura de Yumbo) y quien estas líneas escribe cuando discutimos sobre la conveniencia o inconveniencia de la indumentaria para entrar a las instalaciones del Imcy, a raíz de mi desafortunada experiencia que viví el pasado 27 de marzo y que por todosesupo.com relaté. También lo estaba la actriz Alexandra Muñoz Mendoza cuando me decía que “es que a veces vienen unas niñas con unos chorcitos…”, como si eso no fuera “un comportamiento” que deben corregir los padres de familia y no los guardas de seguridad del Instituto Municipal de Cultura.

Pues bien. El pasado 9 de abril el gerente del Imcy, John Edinson Chávez Paz, me envió copia de la circular interna que sustenta la prohibición del ingreso en pantalones cortos al Instituto. Según el gerente, se han acogido a las medidas de seguridad establecidas en el Centro Administrativo del Municipio de Yumbo.

En el apartado cuarto de la Circular 11 de marzo 15 de 2012, firmado por la señora Fabiola Truque Orozco, secretaria de Gestión Humana y Recursos Físicos, a la letra dice:
“Se prohíbe el ingreso de personas al Centro Administrativo Municipal en pantaloneta.”
Ante tal argumento no se me ocurre decir nada. Pero sí me queda una gran duda: ¿Qué tiene que ver una persona en pantaloneta con la seguridad?
[nggallery id=12]

Adenda final final: A propósito de la nota Cuando se le ponen talanqueras a las puertas de la Cultura, a manera de ilustración, uno de los ciberlectores de todosesupo.com nos envío el siguiente escrito.
Por: RCN La Radio
Una acción de tutela instaurada por el abogado, Diego González Serna, permitió que nuevamente y después de mucho tiempo, se pueda ingresar en pantalón corto a los diferentes despachos judiciales de la ciudad.
La historia comenzó el pasado 10 de febrero, cuando el accionante intentó ingresar con “bermuda” – pantalón corto de jean- al Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena a notificarse del fallo de una acción de tutela y el vigilante le negó el ingreso por su forma de vestir.
El abogado indagó por dicha resolución (que no dejaba entrar a los despachos con pantalones cortos), pero según el escrito judicial: “Ni la Sala Penal, ni la administración, le dieron razón de la misma, aún cuando, sí la conocen y la están aplicando”.
Gracias a la instauración de la acción de tutela, la orden de prohibir el ingreso a los despachos judiciales en pantalón corto se retiró.
“Ese día resulta que me negaron la entrada los vigilantes del tribunal informándome que esa era una circular que había enviado el Consejo Superior de la judicatura. Debido a que no me dejaron entrar se realizó la tutela. En ese momento esa era la orden y resulta que a partir de que el juzgado séptimo civil del circuito negó la tutela se solucionó ese problema”.
Ahora, los abogados y usuarios de la rama judicial, pueden entrar a los despachos en “Mocho”, “Bermudas” como se conoce popularmente a los pantalones cortos, muy usados por el clima en esta región del país.
Texto copiado de www.rcnradio.com – Conozca el original en http://www.rcnradio.com/node/146053#ixzz1qvcBjwkI

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí