James Valdés Bermúdez, el ferroviario que tanto amó a Yumbo

0
1061

Cuando aún no habían avanzado las tres primeras horas del jueves 6 de octubre de 2022, y cantando como siempre le gustó hacerlo, en Cali falleció James Valdés, el percucionista, cantante y folclorista. Los rieles de la vía férrea lo trajeron a Yumbo el 1 de junio de 1981 y desde entonces empezó a amar a este pueblo como si fuera su patria chica, vinculándose a sus los procesos culturales.

Recién llegado a Yumbo se filtró la información de que había el nuevo ferroviario era una persona con antecedentes artísticos, pues había sido exalumno e integrante del grupo de danzas de Textiles El Cedro y los Ferrocarriles Nacionales de Colombia, bajo la dirección del profesional Fernando Gutiérrez. La fama con que James llegó a Yumbo llevó a que lo contactaran los jóvenes Robinson Ramos (q.e.p.d.) y Rodrigo Vargas para que apoyara al naciente Grupo Juvenil Colombia, movimiento cultural que estaba surgiendo en Guacandá con el liderazgo del finado Jairo Yantén Jiménez y la participación de las hermanas Truque, la familia Ocoró, Carmen Sánchez, Eumelia Camacho, Jesús Antonio García, Alba Ríos, Leucer Carvajal, entre otros…

Su amor por la música, la danza y sus hijos, le llevó a que en 1983 se ofreciera como director del grupo de niñas de la escuela Manuela Beltrán participantes en el Primer Encuentro de Danzas de las escuelas de Yumbo, y entre las cuales se encontraba su hija Nadima que cursaba preescolar. A James le acompañaron en la parte musical sus otros dos hijos, Edwin y Zaid. Con la danza Indias Caribes lograron el primer puesto.

La calidad artística de la danza ganadora motivó a que el alcalde de entonces, Alex Grun, le ofreciera el cargo de profesor de danzas en el Colegio Mayor de Yumbo como una de las estrategias para cambiar la imagen de pueblo subversivo que había adquirido la Capital Industrial del Valle del Cauca. En un acto de honestidad (rasgo característico de James) en tanto que su condición de ser trabajador de Ferrocarriles del Pacífico y no ser profesional se lo impedían, declinó el nombramiento y propuso al maestro Fernando Gutiérrez con quien la danza yumbeña brillaría en el concierto nacional con Danzas de Colombia.

James siempre estuvo vinculado a cuanta propuesta cultural se diera en Yumbo. Por eso acompañó a Huari Runa en sus inicios, al grupo Candé y donde quisiera que fuera necesario su presencia para animar, acompañar con la percusión y el canto. En su calidad de pensionado acompañó procesos educativos y recreativos con población especial dedicándose al lenguaje de señas para llegar a los niños y niñas de las instituciones educativas y el Casín, y acompañando también a los grupos de adultos mayores de Yumbo.

Yumbo, el pueblo que acogió a James cuando fue trasladado de La Cumbre, por siempre lo recordará. Debemos recordarlo y honrarlo en su memoria cada vez que pasemos frente a la sede del Instituto Municipal de Cultura de Yumbo, ya que él también fue uno de los promotores de la Casa Popular de la Cultura, génesis del Imcy.

James Valdés Bermúdez había nacido el 5 de junio de 1946 y falleció el 6 de octubre de 2022; contaba 76 años de edad y nunca morirá en el corazón y la historia cultural de Yumbo.

(Nuestro saludo de condolencias y esperanza cristiana para su esposa doña Aurelia Ayala de Valdés, sus hijos Edwin Valdés Ayala, Zaid Valdés Ayala y su hija Nadima Valdés Ayala y demás familiares).

Juan de Dios Vivas-Satizábal, director www.todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí