Damos por hecho que habrán oído hablar del iPad últimamente, pero tal vez no les queden claras cuales son las posibilidades de este aparato que es bastante difícil de comparar con los que existían hasta su llegada, así que vamos a tratar de hacer un resumen para que los lectores de todosesupo tengan una idea general de lo que significa este nuevo invento del que, ahora, todos hablan.

¿Qué es un iPad?
Vayamos por el principio. Un iPad es básicamente una pantalla multitáctil de 20 centimetros (aproximadamente el mismo tamaño que la caja de una película en DVD) concebida para el consumo de contenidos. Desde navegación por internet a películas o videojuegos, con una autonomía de 10 horas de uso (en reposo dura semanas enteras) y con un tiempo de arranque de cero segundos (das un botón y la pantalla se enciende instantáneamente, lista para usar). Podríamos resumir con la siguiente frase: Un iPad es un pequeño computador, siempre listo para usarse y que rara vez nos dejará tirados sin batería.

¿Qué lleva el iPad?
El iPad contiene de serie un conjunto de aplicaciones bastante interesantes, de entre las que destacan (según mi criterio) el navegador web, el gestor de correo electrónico y los programas de consumo multimedia (música, fotografías y vídeo).

Pero bueno, al margen de las aplicaciones de base, toda la gracia del iPad se encuentra (y se encontrará) en la App Store. Dicha tienda es el único canal oficial desde el que instalar aplicaciones en iPad. A estas alturas ya hay muchos programas asombrosos que se pueden descargar por ahí. Programas que hacen que se nos haga difícil pensar que hasta ahora no existían este tipo de interacciones y de formas de abordar problemas diarios. Sólo por dar un pequeño ejemplo, en la App Store ya pueden descargarse libros, revistas, programas para hacer las tareas diarias, agendas, videojuegos, etc. Y lo bueno es que la lista no hace más que crecer.

Algo malo tendrá…
Sí, sin duda, el iPad tiene ciertas limitaciones que no se pueden obviar. Algunas son debidas a cuestiones tecnológicas (que serán corregidas en las versiones venideras). El mayor problema del iPad es que es un aparato bastante pesado, sus casi 700 gramos se notan en la mano; y en el brazo. No es que sea un ladrillo pero tampoco es como sostener un libro de bolsillo, algo que suele sorprender a quien coge un iPad por primera vez. Otra limitación del iPad es que su tipo de pantalla (igual a la de cualquier ordenador normal) es muy difícil de leer a la luz del Sol.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí