Siga sin compromiso

0
950
El que reparte el periódico, el panadero, la señora de los buñuelos y las arepas del desayuno, aquel que le llevó el cilindro de gas y el carbón, el joven que empacó el mercado, el conductor de la buseta, los muchachos que le ayudan, los que les dicen cuánto tiempo llevan de la otra buseta, la que se sube a vender confites, los que se suben a cantar, el niño que rellena con escombro los huecos de la carretera, la vendedora de minutos de celular,  el que se roba las tapas de las alcantarillas, las niñas que atienden en el negocio del paisa, el embolador, la señora de la tienda, el que cuelga los pasacalles del político, la vendedora de chance, el carnicero, la vendedora por catálogo, el que trae la lavadora alquilada, la artesana, el conductor del «pirata», el que le limpia los vidrios, el que le vendió las mangas para protegerse del sol y la que las hizo, los que hacen maromas en el semáforo y la que vende aguacates al lado, la vendedora de gafas, el de la chacita de cigarrillos, dulces y demás, la de los cholados, los mariachis, la señora del servicio doméstico, el cerrajero, la del champús y las empanadas, el zapatero, la de las fotocopias, el reciclador, la prostituta, el campesino, la de la fritanga, el jardinero, la mesera y la cocinera, el vigilante, la secretaria del directorio político, la de los aguacates y chontaduro, el del «Almanaque de Bristol», la de las frutas y el salpicón, el del sahumerio, la tramitadora, el plomero, la modista y el sastre, las que fabricaron las figuras que intentan —acaso sin conseguirlo— decorar la buseta y el «pirata», el mototaxista, la que le hizo el chaleco y el que se lo vendió, la de las cabinas telefónicas y la de la sala de internet, el que le repara los equipos, la que camina las calles vendiendo tinto, la del «Bon Ice» y el del «Vive 100», el que vende frutas en una carreta, el que le vendió el parasol…
Ellos y ellas tienen un trabajo informal, ellos y ellas son un porcentaje muy grande (cada vez más) de la población colombiana. Ellos y ellas inscribieron su cédula para votar. Ellos y ellas, pero también otros y otras que yo también olvidé.
El concho: las herramientas proporcionadas por el Ministerio de Salud y Protección Social y el del Trabajo no permiten hacer un buen diagnóstico de la situación.
Marilum Jamir Pérez. Foto para www.todosesupo.com

Por Marlium Jamir Pérez para www.todosesupo.com.

Marlium Jamir Pérez / Estudiante de sociología; Exparlamentario Nacional de Juventudes Liberales, miembro del colectivo Colombianos/as por la Paz, Exasambleísta Departamental de Juventudes Liberales del Valle del Cauca, miembro del Comité Ideológico de la Juventud Liberal Socialdemócrata (JLS).

Nota: Este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo, por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S. ni del portal todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí