Cuando los niños leen

0
845

Un sabio escribió que debía investigarse si las personas, acaso, podemos hacer algo sin esperar recompensa. En mi experiencia como ciudadano colombiano, he concluido que la desconfianza del sabio no era una excentricidad, pues es fácil asegurar que el desinterés no existe y menos en Colombia. Pero contrario a lo que usted puede estar pensando, esta no es una nota pesimista:

El sábado y domingo anterior la Fundación Casa de la Cultura de Yumbo, llevó a cabo una actividad cultural de lectura con niños y adultos en los barrios Bellavista y Guacandá. Fueron casi cuatro horas de acercamiento al arte escrito, donde los niños leyeron en voz alta cuentos y poemas. La lectura como todos sabemos, es una de esas prácticas que con el tiempo se ha transformado en un episodio del aburrimiento. Pero si usted no lee suficiente, no se apene, fíjese que muchos de los profesores que educan nuestros niños tampoco lo hacen; por eso lo mejor que se puede hacer es dar las herramientas al niño o niña para que lean de forma espontánea, y es eso lo que la Fundación Casa de la Cultura de Yumbo se ha propuesto con su proyecto “Fortalecimiento de acciones para impulsar y fomentar la lectura en espacios no convencionales” que el Ministerio de Cultura apoya por medio de su programa de concertación cultural 2014. Este era el evento clausura del primer ciclo de talleres de lectura que la Fundación Casa de la Cultura de Yumbo dictó en estos dos barrios del Municipio, los menores tuvieron la oportunidad de leer para otros niños en compañía de adultos, también de participar en ejercicios de títeres y pintura. Todo con un mismo propósito: demostrar que el trabajo social se puede llevar a cabo, involucrando los más pequeños para mejorar nuestra sociedad.

El promedio de libros leídos al año por un colombiano es de 1,9 —no alcanzamos ni los dos—, comparados con los noruegos que leen en promedio 18 libros al año, no vamos mal. No basta con la simple denuncia de los bajos índices de lectura en el país, el deber de los adultos es propiciar espacios para que los niños accedan a la cultura. Si logramos entender que las vías militares o estatales no son las únicas que pacifican una sociedad, ya que el arte, la cultura son recursos pacificadores que deben ser promovidos por las instituciones oficiales y la comunidad. Cada vez que un niño halla las obras de la imaginación, empieza a soportar la otredad, a descubrir que el mundo tiene posibilidades infinitas y no tiene sentido imponer de forma violenta sus ideas a los demás.

Durante casi 4 horas los niños que participan en esta actividad tienen la posibilidad de escuchar los cuentos que se leen en voz alta, dar un recorrido por el espacio interactivo que recrea aspectos de una de las obras leídas, de forma ordenada y pedagógica.

Si usted quiere experimentar este espacio con sus niños, está cordialmente invitado este domingo 6 de julio, desde las 9:00 am hasta la 1:00 pm, en la plazoleta del parque Belalcázar, sin ningún costo.

El sábado y el domingo pasados, vi niños que desinteresadamente accedieron a leer en público, dejando a un lado sus temores, para demostrar a otros que la lectura puede ser divertida. Felicitaciones a la Fundación Casa de la Cultura de Yumbo, sus actividades son de gran valor para la construcción de una sociedad pacífica.

Por JH Alejandro para www.todosesupo.com.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí