jueves, diciembre 7, 2023
InicioDestacadosA propósito de la violencia de género

A propósito de la violencia de género

En Colombia, cada cuatro días muere una mujer víctima de la violencia de género.
Imágenes tomadas de Internet

Por Alexandra Pumarejo, directora revista Nueva, editada por Periódicos Asociados.
“Nunca te dejes hacer sentir como nada, para que él se sienta como todo”. Anónimo.

Cuántas veces hemos oído decir: “si una mujer se queda con un hombre que la maltrata, es porque le gusta”. ¡Qué barbaridad que un tema tan inmensamente complejo y atroz sea reducido a una percepción tan elemental! Les pregunto: ¿a quién le puede gustar vivir en permanente terror por su vida?, ¿quién disfruta de golpes recurrentes?, ¿quién desearía ser victimizada en su propio hogar?, ¿a quién le puede parecer divertido vivir en un silencio tormentoso por la vergüenza de hablar sobre el tema? ¡A nadie!

No creo que ninguna persona tenga el derecho a juzgar ni a tildar a una mujer de “bruta” porque está siendo abusada. Nadie pide estar metida en una situación así, pero lamentablemente demasiadas mujeres en este país enfrentan este mal a diario. Muchas vienen de hogares donde la única demostración de amor ha venido atada a golpes, a gritos y a abusos sexuales.

Aunque tal vez nunca logremos entender por qué los abusadores lo hacen, ni la razón por la cual las víctimas se quedan con ellos, lo que no podemos es pretender que el problema no existe o que no nos afecta como sociedad. ¡NO es solo problema “de ella que se deja”, es problema de todos los que nos convertimos en cómplices si no hablamos del tema de frente y la ayudamos!

En Colombia, cada cuatro días muere una mujer víctima de la violencia de género. El Instituto de Medicina Legal reporta más de 50.000 casos de mujeres maltratadas al año, el 88 por ciento de ellas por sus propias parejas. Esta cifra, que parece astronómica, muy seguramente está por debajo de la realidad, pues muchas mujeres sufren en silencio.

Las demás se armarán de valentía si hablamos una y otra vez sobre el tema y si las hacemos sentir merecedoras de una vida mejor. Esto es exactamente lo que hace la bellísima y fascinante Alejandra Borrero con su campaña Ni con el pétalo de una rosa. Admito que me siento supremamente orgullosa de que sea nuestra portada esta semana y más aún de apoyarla en su misión: darle luz a un tema que lleva demasiados años en la oscuridad.
(….)
No olvidemos que el primer paso para asegurar el buen trato de terceros es darnos el mejor trato a nosotras mismas.

Cómo identificar a un hombre maltratador

Todas las mujeres se casan pensando que encontraron a su príncipe azul, pero en muchos casos ese personaje termina convirtiéndose en el ogro de la historia. Por eso es importante prestar atención a las señales que nos ayudan a identificar a un maltratador.

Para empezar, debemos desterrar de la cabeza ideas absurdas que incluso algunas mujeres repiten sin detenerse a pensar siquiera qué están diciendo. Por ejemplo: no es cierto que una mujer maltratada se quede al lado del hombre porque ‘le gusta que le peguen y mucho menos, que gracias a situaciones como su ‘cantaleta’ merezca tal escarmiento.

Cuando decimos cosas como esas estamos justificando la violencia de género, además de descargar toda la culpa sobre la víctima. Y de paso, queda en evidencia el poco conocimiento que tiene la sociedad sobre las dinámicas que surgen en ese círculo vicioso.

Como explican los expertos, la violencia es cíclica y su primera fase es la luna de miel, ese momento en el que reinan las mariposas en el estómago y las promesas sobre los buenos tiempos por venir. Pero pronto aparece la tensión y lo que a cada uno le molesta sale a flote de la peor manera hasta que la situación no da más y entonces llegan el grito, la agresión verbal y hasta el golpe.

“Después de eso viene el arrepentimiento; los hombres se arrodillan, lloran, traen flores y vuelven a la fase de la luna de miel, y empieza de nuevo el ciclo. Pero hay que entender que la violencia no está compuesta solo por la agresión física y verbal, también existen la violencia sicológica y la económica -en la que el hombre controla a la mujer a través de los recursos-“, explica la doctora Eliane Barreto, ginecóloga especialista en violencia intrafamiliar.

Según nos dice, hay tantas formas sutiles de violentar, que la mayoría de las veces las mujeres no se dan cuenta de la situación hasta que ya están envueltas en una telaraña de la que es muy difícil que salgan solas. Por eso es indispensable identificar previamente ciertas señales; esas que nos dicen que nuestra pareja, en lugar de ser el príncipe azul, es realmente el ogro del pantano.

  • Cualquier relación que sea de alguna manera asimétrica (aquella donde alguno de los dos tiene más poder que el otro) es susceptible de llegar a ser una relación violenta. Entonces, si su novio siempre quiere decidir a dónde ir, qué película ver o qué hacer, posiblemente piensa que su opinión es más importante que la suya.
  • En general, hay tres indicios clave que le indicarán si está frente a un maltratador: es sexista (considera que es más importante el hombre que la mujer), es homofóbico (no soporta a las personas homosexuales) o es misógino (se reconoce porque dice frases como “todas las mujeres son unas brujas”). Estas características hablan de una personalidad poco tolerante con la diferencia.
  •  Ojo a situaciones como que le pida el celular para revisar qué números marcó usted o que cada tanto quiera saber con quién está chateando. Muchos se escudan en que con esta actitud lo que buscan es proteger a la mujer, pero en realidad eso no es amor, es control, y por lo tanto violencia.
  •  Si él se toma unos tragos y se vuelve fácilmente irritable, mejor salga corriendo. El alcohol no es causante de violencia, lo que hace es eliminar ciertas inhibiciones… nada más.
  • La escasa tolerancia que demuestre a la frustración puede ser un indicativo. Por ejemplo, si no le entregaron las vueltas correctas y en vez de corregir la situación, se enfurece. Eso habla de alguien que puede utilizar la violencia como una forma de relacionarse.
  • A veces hay que tener cuidado con los hombres en extremo complacientes y encantadores; los agresores que pueden ser sicopáticos tienden a engañar con esta careta y terminan “teniéndola como a una princesa”… pero de esas que están encerradas en una torre.
  • Cuidado si escucha frases como: “es que tu familia no me quiere, mejor nos quedamos acá”… y usted le hace caso. Luego dice: “es que tu amiga no me cae bien”… entonces usted se aleja. Y además agrega: “ese amigo tuyo te está echando los perros”… ¡Este hombre la está dejando sola para que solo lo tenga a él! No lo permita.

Tomado de la Revista Nueva, edición 1419, que circuló con el diario El País de Cali el 4 de julio de 2015.

Alexandra Pumarejo.
Foto El País de Cali.

Alexandra Pumarejo, periodista, escritora y empresaria.
Elpais.com.co | Colprensa

editor
editorhttps://todosesupo.com
Todo se supo es un producto de Los del Medio S.A.S.

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí

- Advertisment -

Los Más Recientes

COMERCIAL

Smurfit Kappa recibió cuatro reconocimientos en los “Premios al Diseño” ACCCSA 2023

Smurfit Kappa, empresa con asiento en Yumbo y compañía líder en la producción de empaques a base de papel y cartón, se destacó en...

En Yumbo, servicio de Nutricionista-Dietista

En días pasados la Alianza Latinoamericana de Nutrición Responsable (ALANUR), alertó acerca del déficit de nutricionistas en América Latina, situación de la que Yumbo...

Usuarios de la Espy, aprovechando el papayazo

INFORMACIÓN COMERCIAL En lo corrido de septiembre, los usuarios residenciales de todos los estratos de la Empresa de Servicios Públicos de Yumbo, ESPY, con morosidad...

Jornada capilar en Yumbo

INFORMACIÓN COMERCIAL Este sábado 16 de septiembre, en MANJE Centro Saludable, ubicado en la Carrera 6ª # 6-59, barrio Belalcázar, la comunidad yumbeña tendrá la...