Universitarios yumbeños también protestan por mayores recursos y una mejor calidad educativa

0
585

Los estudiantes de la Universidad del Valle, sede Yumbo, que se encuentran en Asamblea Permanente desde la semana pasada en el campus universitario yumbeño, también participarán en la gran movilización nacional de este miércoles 10 de octubre, marchando por las calles de Yumbo para visibilizar la crisis que padece la educación superior en Colombia.

La jornada en la que están los estudiantes yumbeños forma parte de la gran protesta nacional ante la grave crisis presupuestal de las universidades públicas, crisis que según los entendidos se torna insostenible. El sitio de encuentro será en la sede de la Universidad del Valle, Sede Yumbo, a partir de las ocho de la mañana.

Deuda histórica con la educación
Catedráticos, directivos y estudiantes universitarios manifiestan que el Gobierno Nacional tiene una deuda histórica con la universidad pública. Los gobiernos que han ocupado su turno en los últimos 25 años no han hecho grandes esfuerzos por incrementar el presupuesto a las universidades públicas de acuerdo a sus necesidades. El actual déficit del Estado en relación a las universidades públicas asciende los 18 billones de pesos, y el recorte presupuestal que plantea hacer el actual gobierno del presidente Duque a la educación es de un 39,8 %.

El pasado jueves 4 de octubre, en el programa televisivo Pregunta Yamid, el rector de la Universidad Pedagógica de Colombia y presidente de la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN, Adolfo León Atehortúa Cruz, presentó los riesgos que padecen las universidades públicas debido al corto presupuesto que el Estado les aporta.

Según el presidente de ASCUN, las universidades públicas arrastran un déficit acumulado porque a partir del año 1992 con la Ley 30 el presupuesto que asigna la Nación se incrementa solo en el IPC (Índice de Precios al Consumidor), pero los salarios de los profesores, funcionarios, trabajadores no van indexados con el IPC sino con el salario mínimo”.

Indicó además que “nuestros gastos se han triplicado, porque se triplicó la cobertura, porque atendemos hoy la actualización tecnológica con todo lo que representa en licencias dolarizadas, porque atendemos las mismas obligaciones que el Gobierno nos impone, como es el descuento por participación electoral, entre otras”.

La crisis por la que atraviesan las universidades no es de hoy, data de mucho tiempo atrás, pero se hizo aguda cuando en el gobierno de Álvaro Uribe las universidades estatales triplicaron la cobertura. Según cifras de los directivos universitarios, en los años 2002–2004 se tenía un poco más de 200.000 estudiantes en todas las universidades, hoy día la cifra ronda en los 600.000.

En cuanto al aporte anual del Estado a la universidad por estudiante, Atehortúa aseguró que varía de acuerdo a la institución y a la carrera, “tenemos universidades en donde el aporte per cápita puede llegar a los 3 millones y tenemos otros en donde llega a los 10 millones”, este se ha venido reduciendo paulatinamente porque tiene que ver con el IPC.

Otro de los peligros es el riesgo que tienen las edificaciones por su antigüedad y poco mantenimiento, “hoy en día necesitaríamos 13 billones de pesos para recuperar nuestra capacidad de ofrecer servicios educativos de calidad, basta con mirar el estado de las edificaciones en muchos lugares del país”.

Por todos los anteriores motivos, y en procura de una mejor educación superior para los colombianos, es que este miércoles 10 de octubre los universitarios, catedráticos y directivos de las universidades públicas y privadas se movilizarán por las calles de las ciudades. Y los estudiantes yumbeños no estarán por fuera de esta protesta.

Desde hace varios días los universitarios colombianos vienen protestando. La imagen corresponde a las marchas de la semana pasada en Cali. Foto tomada del diario El Tiempo.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí