Ser agradecido

0
474

Por Manuel Alberto Barragán Tovar para www.todosesupo.com
El diccionario define agradecimiento como “Sentimiento de estima y reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor o prestado un servicio, por el cual desea corresponderle”. Pero no podemos quedarnos solo en el sentimiento que se tiene por lo recibido; el agradecimiento lo debemos convertir en un valor que suscite actitudes positivas hacia quienes nos sirven, generando sensaciones de aprecio y orientando nuestro comportamiento hacia la realización de acciones positivas para quienes nos sirven.

Para ser agradecidos debemos tener en cuenta que debemos admitir que necesitamos de quienes nos sirven, reconociendo las obras que ellos han realizado de manera desinteresada. Esto nos llevara a incluir en nuestro lenguaje expresiones que expresen agradecimiento como un sentimiento puro y aceptando que las personas tienen muchas cosas buenas a pesar de nuestras diferencias.

Saber agradecer es un valor que poco practicamos pues creemos que es obligación de las otras personas darnos muchas cosas. Por ello es necesario que convirtamos el agradecimiento en un valor que practiquemos diariamente y con el cual reconozcamos a las demás personas nuestra complacencia por los sentimientos de amor, cariño, protección, sabiduría, etc., que nos expresan.

La gratitud va más allá de expresar palabras bonitas, es generar sentimientos verdaderos que nazcan desde nuestro corazón hacia las demás personas, no se trata de devolver los favores recibidos, es algo más grande; es generar estos sentimientos de cariño de manera sincera y honesta reconociendo el esfuerzo que se realizó para proporcionarnos bienestar, es acostumbrarnos a dar las gracias permanentemente con una sonrisa en nuestros labios, es aceptar que como seres humanos nos necesitamos mutuamente generando y estableciendo momentos de cooperación y ayuda y no de competencia.

Las personas agradecidas construyen su vida en positivo sin permitir la cabida de sentimientos y expresiones negativas en su vida. El agradecimiento genera un estilo de vida distinto, pues el agradecimiento está reservado para las personas diferentes, reservadas para ser las mejores, esas personas que van por la vida buscando una mejor calidad de vida cada día.

Debemos agradecer todos los días por cada cosa que nos llega desde lo más cotidiano como el vestido, la comida, el aseo, el poder respirar, hasta lo más elaborado como alcanzar grandes metas: si agradeces por lo pequeño no tendrás problema en reconocer y agradecer por las grandes cosas que te llegarán. Ser agradecido está destinado para aquellas personas que tiene objetivos claros y que están en la vida siendo felices cada minuto.

Para ser agradecido practica el ponerte en los zapatos del otro, tu mamá, tu papá, tu abuelo, tu amigo, el vecino y esto permitirá entender mejor su esfuerzo, nos entenderemos de una mejor forma, permitirá acercarnos dejando de un lado los perjuicios beneficiándonos mutuamente y permitiéndonos tener mejores maneras para asegurar una convivencia sana. Agradece todos los días por cada cosa que pasa por tu vida y dales el verdadero valor que se merecen.

El agradecimiento, recuerda, es más que un sentimiento, es un valor que debemos practicar cada segundo de nuestra existencia.

Manuel Alberto Barragán Tovar, motivador personal.

Manuel Alberto Barragán Tovar. Capacitador y conferencista independiente en temas de motivación personal, administración, logística y emprendimiento. Administrador de Empresas, docente de la Universidad del Valle y el Instituto Municipal de Educación para el trabajo y el desarrollo humano de Yumbo -Imety-.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí