Yumbo clama por la vida

1
1626

La comunidad del municipio de Yumbo, acompañada por sus sacerdotes, religiosos, religiosas y por el vicario apostólico de la zona norte de la Arquidiócesis de Cali, presbítero José María López, está consternada por lo que viene sucediendo en sus calles: las balas homicidas vienen arrebatando la vida de sus jóvenes y con ello golpeando fuertemente a las familias que con profundo dolor despiden a sus seres queridos.

En palabras del padre José María, el dolor se expresa en “el rostro de madres, abuelas, hermanos y demás familiares sufriendo y angustiados por sus propios futuros”; una realidad que requiere respuestas solidarias que clamen por la vida, para que ningún otro homicidio arrebate la sonrisa de los yumbeños.

Con ese profundo sentido de solidaridad con las familias víctimas y siendo consecuentes con el ejemplo y llamado del Señor del Buen Consuelo, el viernes 12 de julio, a partir de las 5:00 de la tarde, la plazoleta Fray Alfonso de la Concepción Peña, Parque Belalcázar, se convertirá en lugar para orar por la vida, la paz y la reconciliación. Un gesto inspirador para encarnar cuantas veces sea necesario el quinto mandamiento: NO MATARÁS.

Mensaje solidario del Arzobispo de Cali
De manera solidaria se ha manifestado el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, quien desde Roma un mensaje al padre José María López, a la comunidad católica y en especial a las familias del municipio de Yumbo. A continuación, compartimos su mensaje de aliento y bendición:

Roma, 6 de julio 2019.
Mi querido Padre José María López:
Agradezco desde lo hondo de mi alma episcopal que me hagas partícipe del dolor, de la denuncia y del gesto de solidaridad y de protesta pública y comunitaria, por el brutal atropello a la vida humana que, en estos días, vuelve a azotar a esa gran comunidad y a esa noble población de Yumbo.

A las familias que sangran con las lágrimas, sangre del alma herida, les hago llegar mi abrazo de Pastor, de hermano y padre por la fe y por la esperanza que nos unen.

A los párrocos y fieles, a los ciudadanos que tienen en su conciencia el mandato de Dios: NO MATARÁS; y el de Cristo Jesús: “NO ODIEN A SU PRÓJIMO, Bendigan a quienes los odian”, “Amen a sus enemigos”, LOS ANIMO A ACOMPAÑAR A TODAS LAS VÍCTIMAS, Y A CLAMAR UNIDOS POR EL RESPETO AL DERECHO DE DIOS, único DUEÑO DE LA VIDA HUMANA.

Todo asesinato es un ATROPELLO A DIOS. Quienes los ordenan, apoyan y ejecutan tendrán que responder, delante de las almas de los asesinados, ante Dios mismo, el día de sus propias muertes ¡Tienen que saberlo! La Iglesia tiene el deber de decírselo.

Arrepiéntanse, de una vez, de todo asesinato; salven sus propias almas de una MUERTE ETERNA o Infierno fatal. Si hay arrepentimiento, enmienda y reparación, DIOS PERDONA EL PECADO Y LIBERA DE LA CULPA.

Extiendo mi bendición, desde esta Roma de los mártires y de Pedro, el primer Papa, y de Francisco, el Pedro actual.

Rezo por todos. Recemos todos por los asesinados y por la misericordia de Dios para sus asesinos; recemos juntos unos por otros, para que cuidemos la vida de todo ser humano. Cristo murió en la cruz para que ninguna persona dé muerte a su semejante. Esta Cruz Bendita cubra, con su sombra protectora, a quienes acojan esta palabra que les hacemos llegar. Amén.

+Darío de Jesús Monsalve Mejía, arzobispo de Cali.

Fuente: Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali.

El viernes 12 de julio, a partir de las 5:00 de la tarde, en la plazoleta Fray Alfonso de la Concepción Peña, Parque Belalcázar, será el plantón por la vida, la paz y la reconciliación. Imagen para www.todosesupo.com

Dejar un comentario

UN COMENTARIO

  1. Como director de http://www.todosesupo.com agradezco la difusión de las notas publicadas y que hacen nuestros ciberlectores.

    En un ejercicio de autocrítica decidí cambiar la nota de invitación al plantón que se llevará a cabo el viernes 12 de julio, publicándola de nuevo con una imagen de la plazoleta Fray Peña del Parque Belalcázar con el templo de Nuestro Señor del Buen Consuelo, enfatizando la esperanza y no la muerte, como estaba explícitamente ilustrando la nota. Los yumbeños no aguantamos más dolor; debemos llenarnos de esperanza y caridad.

    Pido perdón a las personas que sintieron de nuevo el dolor por la pérdida de algún ser querido caído en este sinsentido de la violencia. A mí también me dolió la foto publicada.

    Quienes hayan compartido la nota original, publicada hacia las dos de la tarde de hoy jueves 11 de julio, les pido que la cambien por la que recién publicamos de nuevo.

    Juan de Dios Vivas-Satizábal
    Director http://www.todosesupo.com

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí