Piensa, actúa y vive en positivo

0
103

Por Manuel Alberto Barragán Tovar para www.todosesupo.com
Las personas se preguntan frecuentemente por qué aparecen situaciones no deseadas en sus vidas; por qué salen de una situación negativa y llega otra; por qué su salud no mejora y cada vez sale una enfermedad nueva contra la cual deben luchar: parece como si la vida se hubiese ensañado con ellos y no les permitiera ser felices, pero esto no es así.

Quienes se han encargado de tener una vida como la descrita son ellos mismos, quienes con sus pensamientos, acciones y manera de vivir hacen que no se tenga paz. Todo depende entonces de las emociones que día a día llamamos para qué nos acompañen, y son esas emociones positivas o negativas las que hacen que nuestra vida pueda tener mejores o peores maneras de verla, esas emociones que nos han de hacer sentir felices o infelices.

Todo esto se traduce simplemente en hábitos que acompañan nuestra manera de pensar, de actuar y de vivir; hábitos con los cuales nos hemos relacionado y que no permiten que veamos las cosas de una manera distinta, impidiéndonos mejorar en nuestros comportamientos. Al final nuestra vida es la consecuencia de estos hábitos con los cuales vivimos, nuestro cerebro lo hemos acostumbrado a trabajar en “piloto automático” y es esta la mejor manera de vivir para el cerebro humano, es su mayor alegría tener que realizar acciones automatizadas. Es por ello que debemos ejercer control sobre estas acciones y hacer que el cerebro, esa perfecta máquina que reacciona a cada situación, mantenga activa y reaccionando como nosotros lo queremos.

Esto va de la mano también con cancelar muchos de nuestros malos hábitos y de no realizar permanentemente acciones repetitivas que lleven al cerebro a adaptarse simplemente. Una manera de lograrlo es tener en cuenta que, así como a diario visitamos un gimnasio para ejercitar nuestro cuerpo, es necesario realizar esta misma actividad con nuestro cerebro. Para ello internet nos ofrece una serie de gimnasios mentales donde podemos ejercitar nuestro cerebro por lo menos media hora diaria, logrando con esto salir de nuestra zona cómoda.

Hábitos como acostarnos tarde sin necesidad; pensar en la falta de dinero y hacernos infelices por ello; comer porque toca, realizar las mismas tareas a diario sin cambiar la manera o forma de ejecutarlas; mantener elementos como ropa, zapatos que no usamos solo porque nos cuesta desprendernos de ellos; no tomarnos los descansos apropiados por creer que no hay tiempo; privarnos de jugar con nuestra pareja, hijos, familiares y amigos solo por pena o tomado como excusa la edad; pensar en lo malo que nos sucedió y no en lo verdaderamente importante; todo ello nos llevan a volver rutinaria nuestra vida y no permitirnos ver lo verdaderamente positivo de la vida y con ello solo vendrán las enfermedades, el estancamiento, la vida sin sentido en la cual no queremos vivir pero que sentimos que tenemos diariamente, esa vida que nosotros mismos estamos produciendo por negarnos a pensar actuar y vivir en positivo.

El cómo queremos vivir nuestra vida es solo cuestión de actitud; de no dejar ver los problemas como problemas, sino de verlos como la posibilidad de aprender y crecer a partir de encontrar la mejor solución a estos. Cada situación difícil no será más que un aprendizaje, si así lo queremos ver. Debemos concentrarnos entonces, en amplificar los aspectos positivos que vivimos y minimizar todos los negativos; decidir por una vida en positivo, convirtiendo lo positivo en un estilo de vida lo cual nos llevara a pensar, actuar y a vivir en positivo cada momento. Esto no solo permitirá un mejor estilo de vida, sino que también con una vida en positivo lograremos mejorar nuestra salud mental y física, podremos aumentar nuestra capacidad para conseguir nuestras metas y objetivos propuestos y llegar a ellos de una manera más fácil siendo verdaderamente felices.

Vivir, pensar y actuar en positivo es dar menor importancia a las adversidades y dificultades y generar mayor poder a lo bueno y agradable que nos ocurre a cada momento. Es valorar todo aquello que nos causa felicidad verdadera; es vivir proyectados a ayudar y servir a los demás pensando en el bien común; a estar ilusionado permanentemente con el segundo, el minuto, la hora y el día que vendrá, pues estamos seguros de la felicidad absoluta que tendremos al vivirlos. Vivir en positivo es convencerse; es esa persona capaz de realizar grandes cosas, esa persona conocedora de sus debilidades y fortalezas, con sueños e ilusiones pequeñas. Pensar, actuar y vivir en positivo es saber que haremos nuestro mayor esfuerzo para conseguir los resultados y que si estos no se dan, deberemos buscar una nueva manera de realizar el esfuerzo, pero que estos siempre serán posibles porque dependen solo de nosotros y de la actitud con la cual pensemos, actuemos y decidamos vivir la vida.

Pensar, actuar y vivir en positivo es una decisión que debes tomar ahora para mejorar la calidad de vida; para vivir plenamente en un mundo hecho para que seamos felices, obteniendo triunfos permanentes a partir de lo que hacemos, productos de nuestra manera de pensar y de concebir cada momento de la vida. El momento es ahora para generar cambios positivos en todos los aspectos e iniciar el camino hacia el éxito haciéndonos verdaderamente felices.

Manuel Alberto Barragán, motivador profesional. Foto para www.todosesupo.com
Manuel Alberto Barragán Tovar. Capacitador y Conferencista independiente en temas de motivación personal, administración, Logística, Emprendimiento. Administrador de Empresas.

Los Dateados: este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo; por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S., ni del portal Todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí