8:30 P.M., sábado 28 de marzo, hora de apagar las luces

0
380

Este sábado 28 de marzo,cuando buena parte de los habitantes del planeta, y entre ellos los yumbeños, están confinados como medida de protección contra el Covid-19, en el mundo se celebra la Hora del Planeta, apagando las luces entre las 8:30 y 9:30 p.m.

La hora de oscuridad en la que se sumirán muchos hogares en este aislamiento obligatorio será la oportunidad para reflexionar sobre cómo lo que hacemos en una esquina del planeta afecta todas las demás y directamente a toda la humanidad; será la forma como las familias yumbeñas se conectarán en este momento de desafíos para todo el mundo.

Más que un símbolo
La Hora del Planeta nació en Sidney en 2007 como un gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos durante una hora.

Una acción que con los años se convirtió en un movimiento mundial del que ya forman parte miles de ciudades de 188 países, que en pasadas ediciones apagaron más de 17.000 monumentos y edificios emblemáticos.

La Hora del Planeta une a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para luchar contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

La naturaleza importa
Dependemos de la naturaleza para vivir, es el sistema de soporte vital del planeta y nos brinda todo lo que necesitamos, desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos y los alimentos que comemos. Y también es la mejor aliada para frenar los impactos del cambio climático.

En el actual contexto de emergencia planetaria, con la crisis climática y la acelerada pérdida de biodiversidad, se hace aún más necesaria la llamada a la acción urgente por parte de gobiernos, empresas y ciudadanos.

2020, un año crítico para la naturaleza
Durante este año 2020 se van a adoptar decisiones políticas clave sobre la acción climática, el desarrollo sostenible y la conservación de la biodiversidad. Decisiones que afectarán a la salud de nuestro planeta y a nuestro propio futuro en las próximas décadas.

Es el momento de actuar y pedir a los líderes políticos un compromiso internacional para detener y revertir la pérdida de biodiversidad a través de un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas que reconozca el vínculo fundamental entre la naturaleza, el clima y las personas.

El tiempo se acaba
La ciencia es clara: quedan 10 años para evitar los peores impactos del cambio climático. Es ahora o nunca, hay que actuar antes de que sea tarde.

Con información de WWF.

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí