Sin conciencia ciudadana, no se puede…

0
584

Las cifras presentadas por la Secretaría Departamental de Salud en su boletín publicado este sábado 27 de junio, el día anterior en el Valle del Cauca la covid-19 dejó 14 nuevas muertes y 284 personas recién infectadas con el virus; el jueves habían sido 347 casos nuevos. De esta manera los vallecaucanos amanecimos con 8938 casos positivos, la tercera cifra más alta del país después de Bogotá y Atlántico.

De esta situación Yumbo no ha sido ajeno y del total de casos positivos a nivel departamental, el 13 % es de yumbeños. El boletín más reciente de las autoridades sanitarias indica que en Yumbo se han presentado 131 casos positivos, la cuarta cifra más alta a nivel departamental tras de Cali (6613 casos), Buenaventura y Palmira con 1347 y 149 casos positivos reportados, respectivamente.

Las anteriores cifras, unidas al hecho de que Yumbo presenta la segunda tasa más alta de casos positivos por 100.000 habitantes (119,2) en el departamento, deberían llevar a la preocupación de la ciudadanía y reforzar las medidas del autocuidado y el cumplimiento de las normas de bioseguridad recomendadas por las autoridades.

Sin desconocer que el grueso de la población acata las recomendaciones para evitar el contagio con el virus y diseminarlo quienes ya lo tienen, persisten los actos de indisciplina social en algunos sectores de la población, lo que pareciera indicar que muchos ciudadanos no han comprendido la gravedad de la pandemia que ataca al mundo entero.

A nivel del Valle del Cauca las cifras señalan que el sector de la población que mayor número de casos positivos presenta es el de los jóvenes entre los 20 y 29 años, 1940, y de 30 a 39 años con 1853 casos. Estas cifras no deberían sorprender si se tiene en cuenta que personas de estos rangos de edad son las que más están infringiendo las normas de autoprotección.

Persiste la indisciplina social
En el pasado fin de semana con lunes festivo, en Yumbo se presentaron 22 riñas, tres casos de violencia intrafamiliar, 25 personas remitidas a la megaestación de Policía por desafiar las medidas del toque de queda y ley seca decretadas para ese fin de semana. Tránsito Municipal reportó la inmovilización de 51 motocicletas y la notificación de 32 comparendos.

Adicional a ello, en Yumbo las autoridades debieron concurrir al llamado de muchos ciudadanos que reportaron violación a los niveles de ruido, muchas de ellas originadas en celebraciones del Día del Padre. El secretario de Paz y Convivencia, Andrés Felipe Muñoz Erazo, indicó que fueron disipadas 59 aglomeraciones (desactivación de fiestas, que a nivel nacional superaron las dos mil).

Además de multas, ¿cárcel?
Ante el riesgo generado por un número de ciudadanos que violan el aislamiento preventivo y la negligencia en cumplir con medidas elementales como el uso del tapabocas y conservar el distanciamiento social evitando las aglomeraciones, en los últimos días algunos analistas y ciudadanos se preguntan si ya será hora de que las autoridades pasen de la multa económica a la sanción punitiva.

Las medidas tomadas por las autoridades desde marzo pasado en el marco del aislamiento preventivo obligatorio establecen sanciones de policía y judiciales a quienes desacaten los decretos reglamentarios. De conformidad al Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana Ley 1801 de 2016 se establece unas medidas correctivas cuando existan conductas que violen y pongan en peligro la salud pública, como es el caso de la pandemia de covid-1. La sanción sería una multa Tipo 4 ($$936.323 pesos).

Los infractores también podrán ser judicializados según el artículo 368 del Código Penal que establece que las personas que violen las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades para impedir la propagación de una epidemia, podrán incurrir en una sanción de prisión que puede ir de cuatro a ochos años. También está el artículo 369 que habla sobre propagación de una epidemia.

Los ciudadanos responsables que han acatado con seriedad las medidas impartidas, al igual que las autoridades, esperan que el reducido número de ciudadanos que no se han tomado en serio la prevención del contagio de covid-19, tomen conciencia del autocuidado y lo asuman sin necesidad de medidas sancionatorias.

Último puente de junio con toque de queda y ley seca
En este último puente festivo de junio, cuando se celebra a San Pedro y a San Pablo y la tradicional fiesta de los ahijados, y que también tendrá la medida del toque de queda y la ley seca, se confía en la autorregulación de los yumbeños y que impere la conciencia ciudadana.

Las medidas del autocuidado se deben acatar no por represión ni por miedo a las sanciones. Tomarlas debe ser un acto de amor por sí mismo, por los seres queridos y por la sociedad en general. Quienes persistan con su mal comportamiento, quienes decidan tomar el camino de la irresponsabilidad, deberán entender que están poniendo en riesgo la vida de sus seres queridos y la de ellos mismos.

El alcalde John Jairo Santamaría Perdomo volvió a decretar ley seca y toque de queda en Yumbo. Imagen Prensa Alcaldía para www.todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí