¿La Niña llegó a Yumbo?, y ¿si estamos preparados?

0
1868

En Yumbo los fuertes aguaceros empezaron el pasado miércoles 20 de octubre y las lluvias intermitentes no han cesado en las últimas 48 horas con la secuela de casas inundadas, redes de alcantarillado colapsadas, un centro de atención de la Primera Infancia evacuado y algunos derrumbes en las vías montañosas…

Los meteorólogos han venido diciendo desde hace muchos días que las condiciones oceánicas y atmosféricas siguen marcando una clara tendencia hacia la llegada del fenómeno atmosférico de La Niña a Colombia y que iría hasta febrero de 2022. Esta sería la razón por la cual se han agudizado las lluvias en la presente semana en Yumbo.

Y lo que a muchos les recordaba la historia del Pastorcito Mentiroso, y que por lo mismo no se lo tomaban en serio, se oía la insistente advertencia de las autoridades gubernamentales y los meteorólogos de la inminente llegada de La Niña con la invitación a la consecuente toma de medidas de prevención y así evitar las tragedias humanas que este fenómeno deja con sus lluvias, inundaciones y desastres.

En el Valle del Cauca, desde el pasado fin de semana, se empezaron a manifestar las consecuencias de la segunda temporada de lluvias. Según cifras del Secretario de Gestión del Riesgo del Valle, Jesús Antonio Copete Góez, se han presentado vendavales, crecientes súbitas, daños en alcantarillados, derrumbes y 23 viviendas destruidas con más de medio centenar de víctimas. En Yumbo, de manera oficial no se conocen los datos de las consecuencias de los aguaceros de las últimas horas.

Ante aquel trágico inventario de algunos municipios del Valle del Cauca, en Yumbo no queda más que prevenir futuros desastres y la ciudadanía atender los llamados de las autoridades a no salir de paseo a los ríos de la región por el riesgo de las crecientes súbitas, deslizamientos de tierra, hacer una óptima disposición de los desechos sólidos para evitar que lleguen a los sumideros de aguas lluvias, y una revisión permanente de los desagües domiciliares, entre otras medidas.

La prevención no sólo está en manos de la ciudadanía, por lo que los Gobiernos Nacional, Departamental y Municipal deben emprender acciones que eviten la repetición de la tragedia que cada temporada de lluvias trae consigo. Los yumbeños recuerdan las inundaciones que en los años 2010-2011 se presentaron en el sector industrial y en la vía al aeropuerto cuando ante el desbordamiento de los ríos Cauca y Fraile convirtieron centenares de hectáreas en una inmensa laguna que puso en jaque la Zona Industrial del Pacífico.

Y como si fuera la repetición de una película, en este 2021, los habitantes del barrio Fray Peña con apenas unos cuantos aguaceros ya empezaron sacar aguas servidas de sus casas porque la falta de coordinación de entidades nacionales y municipales impidió que con los trabajos efectuados en la Vía Panorama se hubiera dotado de un buen sistema de alcantarillado en el sector.

Las lluvias apenas empiezan y ante las consecuencias que ello pueda generar lo mejor será que tanto autoridades como ciudadanía tomen las previsiones necesarias para atender las posibles emergencias.

Ojalá el 90 % de probabilidades de presencia del fenómeno de La Niña que estiman en el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), así como la Organización Meteorológica Mundial y el Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) no se dé y las lluvias que con intensidad están cayendo sean solo las que corresponden a la segunda temporada de lluvias que iría por el resto del año.

 

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí