La niñez le escribió a Yumbo

0
1314
Yumbo recibió de parte de un grupo de niños y niñas unas cartas en las que plasman sus sueños, sus frustraciones y sus voces de agradecimiento. Montaje www.todosesupo.com
Yumbo recibió de parte de un grupo de niños y niñas unas cartas en las que plasman sus sueños, sus frustraciones y sus voces de agradecimiento.
Montaje www.todosesupo.com

Como un regalo de Navidad, el pasado 23 de diciembre Yumbo recibió de parte de un grupo de niños y niñas unas cartas en las que plasman sus sueños, sus frustraciones y sus voces de agradecimiento. El ejercicio se llevó a cabo el 21 de diciembre y el miércoles 23 de diciembre, víspera de la Nochebuena, los yumbeños lo escucharon de viva voz a través de la emisora Yumbo Estéreo en el programa Despertar con Cristo.

En la tarde del 21 de diciembre, tarde plena de actividades lúdicas, el artista plástico caleño Rubén Darío Gómez del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, motivó a los niños y niñas que participaban en las actividades preparatorias a la Navidad organizadas por los integrantes de la Comunidad Juvenil de la parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo de Yumbo, para que le escribieran una carta a su ciudad.

En un ambiente alejado de los aparatos electrónicos que en los días de vacaciones se apoderan de muchos niños en sus casas, más de treinta infantes dejaron aflorar lo que sienten por Yumbo. Fue así como surgieron las voces de amor porque en los pocos años de su vida han disfrutado en la ciudad, se han divertido y aprendido cosas buenas que les han brindado paz y felicidad junto a sus familias.

Y a las palabras de cariño y amor por Yumbo estos niños y niñas les agregaron sus voces de agradecimiento por los espacios públicos, las zonas verdes, los juegos infantiles que hay en los barrios, la decoración navideña del parque Belalcázar, las piscinas, el Museo San Sebastián, los templos en los barrios, la gente yumbeña, las Tres cruces, las lomas, la comida, la radio, el cine, los pandebonos de doña Ligia Sepúlveda, la convivencia de los vecinos, el Imderty y hasta la atención en salud que los niños sienten tener en su ciudad. Consideran que la ciudad es buena. Lo que a mí me gusta de la ciudad son las personas por su buena personalidad. Yumbo el pueblo en el cual crecí y disfruté la mayor parte de mi niñez y al cual quiero mucho. ¡I love Yumbo!, con emoción escribió y dijo un niño de escasos diez años.

Todos los yumbeños deben tener un municipio más sano, dicen los niños
Los niños junto a su aceptación de Yumbo, por quien manifiestan su gusto y cariño porque lo ven muy bonito, también manifestaron su anhelo para que Yumbo sea mejor. Según ellos esto se logrará cuando la cuidemos más. Por eso anhelan que en Yumbo haya más oportunidades para la recreación sin tener que pagar. Que existan más piscinas de pelotas, carros chocones, carros con baterías para niños. Quieren una ciudad limpia, sana y donde se respeten a los demás y que se solucione el problema de la basura en los parques.

Piensan los niños que Yumbo será mejor el día en que se cuiden más las zonas verdes, el río y las plantas, se protejan los animales y se ahorre energía y agua. No faltaron quienes abogaron por una prohibición de las drogas y el alcohol.

¿Que no les gusta de Yumbo?
Con la inocencia y sinceridad propia de la niñez no tuvieron problema en manifestar también aquello que no les gusta de Yumbo. Por eso surgió el rechazo a la contaminación ambiental y el mal estado que presenta el río Yumbo y aquellas personas que botan basura en los sitios no indicados para ello.

Rechazaron también el consumo de drogas y alcohol, sobre todo en los espacios públicos. Manifestaron su malestar por los asesinatos, el matoneo en las escuelas, el vandalismo, los ladrones, la injusticia, la presencia de personas chismosas, intolerantes y ladronas de sueños en algunos sectores de la ciudad.

Además de Yumbo, los niños pensaron en el Mundo…
A los niños y niñas de Yumbo les gusta del mundo la naturaleza, las flores, los árboles, los libros, la gente que hace el bien, los animales, el río, el mar y las aves. Los muchachos que apoyan a los demás muchachos, aquellos que cuidan el medio ambiente. Piensan también en que hay que cuidar el planeta, la naturaleza, los paisajes, las playas, las flores, los árboles, las mariposas y salvar el mundo. Y no dejaron de expresar lo bello y hermoso que es el mundo.

Sueñan con que las personas sean honestas, buenas, que valoren a los demás, que sean solidarias y felices. Que haya más parques y zonas verdes en las ciudades y pueblos, más seguridad, orden y paz. Les gustaría un mundo más alegre, donde no se contaminen los ríos ni las plantas. Que la gente sea más considerada no haciendo daño al planeta.

Los niños y niñas clamaron por todas las personas y animales del mundo y elevaron una plegaria por la paz del mundo no sin antes dar gracias a Dios por el regalo del Mundo y de Yumbo. En un mundo tan racional y lógico gobernado por los adultos que a veces olvidamos nuestra faceta de niños se hace necesario leer lo que ellos escriben. He aquí una buena oportunidad.

[nggallery id=196]

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí