Yumbo, como si el progreso no llegara…

0
3060

Por Boris J. Abadía para www.todosesupo.com
Volver después de tanto tiempo al lugar donde naciste, jugaste con tus amigos, te enamoraste por primera vez y estudiaste, entre tantas otras cosas, te genera una ansiedad y un nerviosismo hasta comprensibles. Claro, es esa inquietud sobre el saber cómo se encuentra ese sitio, si por fin mejoró o, por el contrario, te vas a llevar esa sorpresa de que el paso de los años no dejó mayor acción positiva allí.

De camino a casa, y cuando pasas por las glorietas de Cencar y sobre todo la del barrio Las Américas, empiezas a preocuparte un poco. La iluminación es mínima y la señalización es casi inexistente. En ese sector, a determinadas horas del día que lastimosamente son muchas, te da la sensación de estar en una carrera de sobrevivencia, o como si estuvieras en Ciudad de México o Bangkok, según lo que se ve en las noticias acerca de esas ciudades: de la misma manera como te pueden adelantar a la vez dos motocicletas por izquierda y por derecha, se te puede atravesar un camión de los centenares que pasan por ese sector y que colapsan las vías desde el Cementerio Municipal hasta Cali, por cualquiera de las dos alternativas, o la carretera vieja o la nueva, como coloquialmente se les llama. Da exactamente igual.

A propósito de las dos vías de comunicación terrestre de los yumbeños con Cali, estas están llenas de huecos y se prestan para que constantemente haya reportes de accidentes en ellas. También es cierto que la cultura de conducción no es la mejor entre la gente y todos van en su constante lucha por llegar primero, cueste lo que cueste. Y claro, ayuda a subir los índices de accidentalidad.

La accidentalidad en las vías de Yumbo es alta. Foto archivo www.todosesupo.com

Y llegas. Sientes que el aire es diferente al que estás acostumbrado. En el fondo sabes que no es el mejor, ya que pareciera que no hay manera de que los yumbeños gocen del derecho de tener un aire digno, pero te encanta. Por lo menos a mí me pasó en ese instante, porque es el tuyo, el de tu infancia y empieza a recordártelo todo. Quiero creer que, en un futuro, aquellos que hoy son menores de edad y que se habrán ido por las razones que fueran, y vuelven de paseo, van a tener un mejor aire en ese momento, y claro, un mejor recuerdo.

Coincidió mi visita con la época decembrina y en gran parte de las calles se escuchaban esas clásicas canciones bailables navideñas, que aumentan el ambiente fiestero porque ya se acerca el fin de año. He de resaltar que se escucha ahora más música, en las horas del día, que antes, según recuerdo. También es cierto que al haber puesto tanto negocio donde quedaban las casas privadas, se necesita de música para la atracción de los clientes. En cambio, a las horas de la noche del 24 y el 31 de diciembre, por ejemplo, en vías como las Carreras 4ª. y 5ª., se sentía casi un silencio porque las tiendas estaban cerradas y solo quedaban pocas viviendas familiares celebrando la llegada de 2020.

En este punto quiero destacar que en Yumbo ha crecido de una manera casi desordenada el número de negocios o tiendas y va llegando a ser complicado el ver viviendas normales, las de vivir. Casi no se ven casas. Tal vez sólo interese que lleguen más impuestos a la Administración Municipal. No hay control sobre los vendedores ambulantes y la movilidad peatonal está a punto de perderse; pero claro, tampoco se puede ocultar que la economía no está muy bien y la gente debe buscar la manera de encontrar su sustento.

En Yumbo no hay control sobre los vendedores ambulantes y la movilidad peatonal está a punto de perderse; pero claro, tampoco se puede ocultar que la economía no está muy bien y la gente debe buscar la manera de encontrar su sustento. Foto www.todosesupo.com

Fue muy agradable ir a Mulaló. Su comida y su historia te invitan a quedarte un buen tiempo. Tiene mejoras en la movilización hacia allí, aunque los accidentes automovilísticos siguen. Para ir a El Pedregal y de allí para arriba es una tortura: hay una obra empezando la carretera, que en el mes y algo que estuve en Yumbo no vi el menor avance, provocando filas de vehículos que no se veían ni 30 años atrás, cuando se supone que estábamos menos modernos. En una subida a La Buitrera, están pavimentados insignificantes 300 metros, y no del todo, ¡sólo la mitad izquierda! Algo increíble que supongo se solucionará en este nuevo periodo de gobernabilidad territorial.

Hay sectores como Bellavista, Piles y el mismo Las Américas, entre otros, que dan la sensación de ingobernabilidad manifiesta y de carencia de protección para sus habitantes. En el resto del municipio la pobreza no disminuye, la inseguridad permanece y la tasa de homicidios tampoco para, pero la verdad es que no se siente en el ambiente esa necesidad de hacer algo. Es tal la falta de amor y pertenencia hacia el pueblo que parece como si la gente se acostumbró a vivir con ello, como si estos problemas hicieran parte de nosotros y no hubiese la necesidad de solucionarlos.

Para ir a El Pedregal y de allí para arriba es una tortura… Foto www.todosesupo.com

Los yumbeños contamos con unas ventajas que no las reconocemos. Por decir un ejemplo, y en cuanto al clima, si se quiere algo de frío en situaciones de extremo calor, tan solo en cinco minutos y con buenas vías evidentemente, se llega a Santa Inés. Y así, muchas bendiciones más.

Sigo creyendo, pero ya es más por cuestión de fe que por otra cosa, que con el dinero que le entra a Yumbo, y si nos pusiésemos TODOS de acuerdo, tirando para el mismo lado y mejorando la cultura ciudadana y la tolerancia, Yumbo sería uno de los mejores vivideros de Colombia.

El autor reconoce que los yumbeños contamos con unas ventajas, como el poder cambiar de clima en cuestión de minutos, por ejemplo yendo a Santa Inés. Foto archivo www.todosesupo.com
Boris J. Abadía. Foto para www.todosesupo.com

Boris J. Abadía, yumbeño radicado en el exterior hace 18 años.

Los Dateados: este es un espacio de opinión independiente y libre expresión donde se refleja exclusivamente las ideas del autor del artículo; por lo tanto, no compromete la posición de Los del Medio S.A.S., ni del portal Todosesupo.com

Dejar un comentario

DEJAR UNA OPINIÓN

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí